“Viviremos una grandiosa bendición”

Vallejo CDMX. México 3/julio/2022. El día más importante en la vida de los Hijos de Dios es cuando se cumple la mayor voluntad de Dios, recordar el sacrificio de su Hijo amado Jesucristo, holocausto por medio del cual se abrió el camino hacia la salvación para todos los hombres y esto es por medio de la Santa Cena la cual es convocada, celebrada y presidida por medio de la autoridad divina.

La carta de invitación del Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García a la cual dio lectura el P.E. Venancio Ortiz Esquivel desde la ciudad de Torreón en el estado de Coahuila desde la colonia Las Carolinas marca el inicio formal de la festividad espiritual, en la cual se ha de cumplir cabalmente una vez más con el propósito sublime de volver a unir a todos los Hijos de Dios esparcidos por el mundo en esa perfecta unidad que se da en el cuerpo santo y glorioso de Jesucristo.

Con la plena certeza que otorga la fe a los redimidos por Cristo, redoblan su preparación y consagración durante este mes de julio, pues la palabra Apostólica ya ha anunciado “Viviremos una grandiosa bendición” lo cual se manifestará en cada momento de este memorial sagrado, pues la Santa Convocación es la manifestación más grande del amor de Dios hacia su pueblo. Comprendiendo plenamente que para tener Santa Cena es necesaria la revelación que hay únicamente en el Embajador del Reino de los Cielos.

Llenos los corazones de alegría, por permitirles Dios estar en la víspera de la renovación de su pacto en todo el mundo los miembros de la iglesia de Jesucristo en oración adoraron y pidieron la ayuda del Creador del universo para poder llegar al día señalado y así sentarse a la mesa con el anfitrión de esta fiesta, el mismo Jesucristo a quien recuerdan, expresan su amor y agradecen por enviar a su Apóstol en este tiempo para salvación de las almas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.