“Dadme vuestra mano… no la soltéis no me dejéis“ 1


Vallejo CDMX. México 1/agosto/2021. Dios en su potestad, gloria, magnificencia determino que este día fuera principio de los meses para la su iglesia, La Luz del Mundo; que esparcida por el mundo se ha dado cita para recibir una bendición muy especial, la oración Apostólica en favor de su pueblo, teniendo hoy como sede la ciudad de Pachuca, Hidalgo, desde donde el P.E. Eliezer Gutiérrez Avelar leyó la hermosa epístola enviada por el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García.

Hermosa carta que nos recuerda que hoy es el momento de la oración de intercesión, el día de la oración de gran bendición, pues por medio de ella nos acercamos con toda humildad para reconocer la grandeza del más poderoso de todos y platicar con Él, pues esta es nuestra comunicación con Dios; sabiendo que la respuesta de Dios es al alma, no es con lengua comprensible para el hombre, sino que el habla directamente al alma.

Nos recordó que la oración es la adoración más sublime que puede hacer el hombre a Dios, ya que puestos de rodillas, con humildad y reconocimiento nos acercamos teniendo la certeza de que nuestra plegaria se une a la del Embajador del Reino de los Cielos que hoy nos dice “Dadme vuestra mano… no la soltéis no me dejéis“ y asidos de su mano, Él se toma de la mano del Señor concediéndonos así la certeza y seguridad de que la respuesta ya nuestro Dios la tiene.

Gracias damos a Dios por permitirnos unirnos a nuestra hermosa familia en la fe este día, pues empezamos el año nuevo espiritual en la casa del Señor, donde no existen las barreras, ni las distancias sino solo el amor y paz que a su lado alcanzamos. Apóstol de Jesucristo sus hijos desde esta capital del país le enviamos un saludo y ósculo de amor deseándole un feliz año nuevo espiritual y reafirmamos nuestro compromiso de seguir anunciando este hermoso evangelio.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre ““Dadme vuestra mano… no la soltéis no me dejéis“