“Yo y mi casa serviremos a Jehová hasta el último aliento”


Vallejo, CDMX. 7/mayo/2018. Los nacimientos son motivo de alegría en cualquier familia sobre la faz de la tierra, pues con el nacimiento comienza la vida, comienza la alegría dentro de un matrimonio. Hace 49 años atrás hubo un nacimiento muy especial, en aquel día se llenó de alegría el hogar de un Elegido de Dios, pero hoy, hoy es la alegría de toda la iglesia que Cristo ha redimido para así.

Es por ello por lo que este día más de 200 mil en la colonia Hermosa Provincia y más de 5 millones alrededor del mundo se dieron cita en las casas de oración para juntos dar gracias a Dios por la vida de su Escogido el Excelentísimo Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, quien junto con su pueblo alabo la misericordia del Señor por permitirle un año más de vida.

En su palabra el Varón de Dios menciono que en la iglesia del Señor sólo reina un propósito, el propósito de Dios para aceptar lo que Él dispone para poder servirle con todo el corazón. En este tiempo la iglesia del Señor se alegra en el nacimiento del Ungido del Señor porque significa tiempo de gracia y misericordia en el cual día con día alabamos con todo nuestro corazón, mente y espíritu al único Dios verdadero.

“Yo y mi casa serviremos a Jehová hasta el último aliento” fue el compromiso que el Embajador del Reino de los Cielos hizo y a lo cual su casa, que es la iglesia del Señor amparada bajo el manto de su Elección, asintió con un sonoro amén, pues en este tiempo Dios ha fundido a la iglesia con la Elección de la manera más hermosa, como un solo hombre.

La iglesia unida al Amigo del Señor en oración agradeció a Dios por la vida de su Ungido teniendo como premisa el siempre tener en su mente está bendición, para después tomar el tiempo necesario para adorar a Dios y a su hijo Jesucristo, el Dios de los Apóstoles de estos último tiempos Aarón, de Samuel y de Naasón Joaquín. El alto Dios guarde y bendiga cada día más a su Santo Ungido, renovando a cada minuto sus fuerzas, alargando su vida por muchos años para cumplimiento de la promesa de nuestro Dios y beneficio de los millones que aún el Señor esta por traer a este camino de salvación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *