“La iglesia de Estados Unidos ha crecido abundantemente”


Vallejo, México D.F. 12/diciembre/2010. Durante el servicio de alabanza de este día y teniendo como marco el 84º Aniversario de la llegada del Apóstol de Jesucristo Aarón Joaquín González a la ciudad de Guadalajara, la iglesia tuvo la bendición de observar la re-transmisión de la presentación Apostólica de este día en San Antonio Texas.

Transmisión 7

Hermosa re-transmisión en la que pudimos observar al Excelentísimo Apóstol de Jesucristo Samuel Joaquín Flores lleno de fuerza, vigor y alegría al contemplar y alabar la hermosa obra que los hermanos en aquellos lugares San Antonio, Texas USA han hecho, develando la placa conmemorativa y después cortando el listón de la Casa de Oración.

Al entrar a la Casa de Oración el coro recibió al Amigo de Dios entonando la alabanza “Eres como los cedros de Líbano” en el idioma inglés y después el P.E. Samuel Gray recordó cómo fue que llego la palabra de Dios a esos lugares en el año de 1960 cuando el Apóstol del Señor Hno. Aarón Joaquín llego al hogar de las hermanas Orbanita Suárez y Dolores García haciendo mención de cómo en 50 años la iglesia se ha establecido en 36 estados de la unión americana para después en nombre de la iglesia darle un abrazo al Apóstol del Señor.  “Esta es una prueba, esta es una muestra… como la iglesia de Estados Unidos ha crecido abundantemente” expreso el Ungido de Dios.

Haciendo mención de lo que dicen la escrituras en el libro de Hebreos 1:1 “Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras…” El Varón de Dios nos recordó que Dios ha hablado para bendición de nuestras almas y así tomando el pensamiento del Salmo 22:6 “Mas yo soy gusano, y no hombre; oprobio de los hombres, y despreciado del pueblo” nos hizo razonar y entender que nosotros a semejanza del gusano estábamos delante de nuestro Dios, pero que entramos en el capullo espiritual que es el Bautismo y al salir de ese bautismo salimos emblanquecidos como mariposas espirituales cuyas alas son hermosos colores pues están cubiertas de la Gracia de Dios.

Hablando de la Casa de Oración recordamos que es un lugar especial consagrado para comunicarnos con el Señor, y que al entrar en ella el mundo se queda afuera y nuestra alma se entrega a Dios; ocasionando que nuestras lágrimas fluyan debido a la gratitud, reconocimiento, necesidad y amor que tenemos para con Dios y esto es porque la carne esta siendo sometida por el espíritu. En lo espiritual nos recordó que Cristo es nuestra cabeza y nosotros como miembros de la iglesia somos su cuerpo, somos la plenitud de aquel que llena todo.

En cuanto a la edificación de la Casa de Oración se refirió el Varón de Dios a ello como una obra de Gracia que ayuda a la construcción del verdadero templo de Dios que es el espiritual, el cual desde Alaska a Chile y de Australia a Finlandia está establecido pues ahí es donde a Dios le ha placido poner al pueblo de su nombre.

Con las palabras de Efesios 2:20 “edificados sobre el fundamento de apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo…” no explico que todos tenemos nuestra labor en nuestro tiempo ya que Dios para eso nos formó según lo dice 2ª Macabeos 7:22 “…yo no sé cómo te habéis formado en mi seno, pues no he sido yo la que os ha dado el aliento vital, ni he tejido yo los miembros de vuestro cuerpo. Dios… ha creado todo lo que existe”. En cuanto a la Elección que Dios hace de sus Ungidos tomo los pasajes de Jeremías 1:5-7, Hechos 9:3-6 y Gálatas 1:15-17 para recordarnos que los Profetas y los Apóstoles son Enviados de Dios los cuales unos trabajaron antes del Señor Jesucristo y otros después de su partida pero ambos con una misión de parte de Dios; pues aún los Apóstoles se respetaban y reconocían cada uno su misión según lo dice Gálatas 2:6-10.

Pues la Elección Apostólica depende única y exclusivamente de la voluntad de Dios y su hijo Jesucristo tal y como lo decía San Pablo a los Gálatas 1:1 el Apóstol del Señor lo retomo para nuestros tiempos diciendo “Samuel Joaquín, Apóstol (no de hombres ni por hombre, sino por Jesucristo y por Dios el Padre que lo resucito de los muertos)” pues aun en nosotros se cumple lo que la escritura en 1ª Corintios 9:1 y 2.

Siendo pues participes de tan hermosa bendición espiritual tomamos las palabras del himno 219 de nuestros himnarios antiguos y 241 de los nuevos “Y el cielo así en mi alma va” pues para nosotros el cielo comienza desde aquí porque vamos en pos de lo que nuestra fe nos ha prometido experimentándolo cada día en nuestros corazones. Nuestra riqueza es espiritual y nos esta esperando en el cielo como fruto de nuestro esfuerzo, amor, lealtad, dedicación y firmeza en las obras de nuestro Dios.

Hoy nos vemos cubiertos de Gloria por la bendición de Dios en nosotros como templo de su espíritu santo dándonos su paz según lo dice Hageo 2:9 ”La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera, ha dicho Jehová de los ejércitos; y daré paz en este lugar, dice Jehová de los ejércitos”. Al término de su explicación nos unimos a la oración del Apóstol de Jesucristo dando también en ella Gracias a Dios por la bendición de ver y oír por los medio de comunicación al que Dios ha Elegido.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *