“Habla de la Elección, anuncien que en la tierra hay un Varón de Dios”


Vallejo, CDMX. 20/mayo/2018. Un Hombre de Dios siempre trabaja arduamente por cumplir la encomienda que de Cristo ha recibido, el Apóstol Pedro trabajo por cuidar el rebaño que le fue encomendado, el Apóstol Pablo se esforzó llevando el evangelio hasta la misma Roma capital del imperio más grande su tiempo y en esta nueva era el Excelentísimo Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García pone su tiempo y vida para concretar el mandato de expansión que de Dios recibió.

Es por lo que en este día ha comenzado la 13ª Etapa de su Gira Universal en el Hilton Convention Center de la ciudad de Seattle Washington, USA donde los Hijos de Dios se reunieron para dar bienvenida al Embajador del Reino de los Cielos y así mismo oír la enseñanza no venida de libros o de seminarios, más por la revelación divina.

La disertación del Elegido de Dios se centró en el compromiso que tienen los Hijos de Dios para dar testimonio de la obra que Dios ha hecho en sus corazones, sabiendo que creer en él que Dios ha enviado, no es por simpatía, por carisma, por moda o por gusto propio sino por misericordia del mismo Dios, abarcando al hombre en su plan de salvación por medio de la Elección, eje fundamental de la doctrina de Cristo.

Este compromiso marca una nueva etapa en la evangelización que lleva a cabo la iglesia La Luz del Mundo, pues aunque hoy día se ha mostrado con mucha fuerza impresionante realizando bautismos multitudinarios en las principales plazas públicas de los países donde tiene presencia, con sus coros cantando en puertos, centros comerciales y por las calles, este día el Apóstol de Jesucristo da un paso más adelante con su iglesia, pues aparte de seguir llevando a cabo este trabajo, ahora cada miembro de la iglesia buscara que su jefe, empleado, compañero de trabajo u escuela, familiar le permita una hora de su tiempo para darle testimonio de las misericordia de Dios.

“Habla de la Elección, anuncien que en la tierra hay un Varón de Dios” fueron las palabras del Embajador del Reino de los Cielos, quien en su propia experiencia dio testimonio de cómo hay gente que a Él le han preguntado sobre su llamamiento, algunos creyéndolo, otros escuchándolo como una historia y otros hasta burlándose, pero sabiendo que se ha cumplido con ese compromiso de anunciar al mundo la obra de Dios.

El Alto Dios, guarde, bendiga, proteja la vida de su Ungido Santo a lo largo no sólo de esta Etapa sino todos los días de su hermosa vida enviando coros de ángeles que acampen en derredor suyo, mientras sus hijos en la fe desde esta colonia Vallejo, rogamos a Dios permita que nuestras oraciones y lágrimas se vuelvan un escudo en derredor suyo guardándolo de cualquier asechanza del enemigo, Dios lo cuide y le traiga con bien, ¡Le amamos Padre!.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *